Breve reseña histórica.
Mirar el pasado es como entrar en un “túnel del tiempo”, solamente para no dejar de asombrarnos por cosas maravillosas que rebasan nuestra imaginación. ¿Cómo imaginarnos, por ejemplo, que semejante obra haya nacido en la mente y en el corazón de sólo dos hombres? Es que los caminos de Dios no son como los nuestros porque estos dos hombres, el pastor Karl Neff y el joven ingeniero Jorg Spellenberg tuvieron la visión de mostrar el amor de Dios en forma práctica brindando oportunidades y ayudando al semejante a través de la educación. Ese sueño, ese anhelo de sus corazones, en primer lugar, pusieron en las manos de Dios. Más tarde se les unió en oración toda una congregación. A partir de ese momento, la visión fue tomando forma hasta que con la “Asociación Kinderwerk Lima” de Alemania, se volvió realidad primeramente en Lima, Perú en el año 1970.

Paralelamente, en Paraguay, algunos miembros de la Asociación Hermanos Menonitas desarrollaban un proyecto educativo muy exitoso a través del Colegio “Albert Schweitzer”. Era el deseo de brindar oportunidades educativas a más personas pero no lo podían hacer por no contar con los recursos necesarios; entonces, surge el milagro: Ambas Asociaciones se unen y, tras largas tratativas, deciden desarrollar en Paraguay un proyecto educativo Cristo céntrico que finalmente, el año 1989 se hace realidad: ¡Nace el Colegio Politécnico “Johannes Gutenberg” en Paraguay!

Como ésta es un obra de fe, cabe mencionar lo que Dios nos dice “Yo iré delante de ti, y enderezaré los lugares torcidos; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos” (Isaías 45:2), Efectivamente, el día 2 de marzo de 1989, por Resolución del Ministerio de Educación y Cultura, Nº 127/89, Nº 1602/89 y Nº 141/92, con 252 alumnos, el Colegio abre sus puertas a la comunidad comprobando, cada día, que las promesas de Dios, para sus hijos, siempre se cumplen.

Ese día 2 de marzo las clases se iniciaron con el Nivel Inicial: Jardín de Infantes y Pre escolar; con el Nivel Primario, Primer Grado; con el Nivel Secundario, Primer Curso del Ciclo Básico (hoy 7º grado). Se habilitaron dos secciones para cada grado y curso. De entrada, todo esto sobrepasó toda expectativa ya que en los planes estaba la creación de sólo una sección por grado y curso.

En sus inicios el Equipo Directivo estaba integrado de la siguiente manera: Director General, Profesor Theodoro Lowen; Directora del Nivel Primario, Profesora Estela de Armóa; Director del Nivel Medio, Profesor F. Santiago González; Director del Departamento Pastoral, Pastor Jorge Bernardini; la Secretaria General, la Profesora Mirian Díaz y el Director Administrativo, el señor Hans Pankratz.

En este resumen histórico deseamos señalar algunos hitos: a) la creación del Maternal, un espacio para los niños antes de su inserción al Nivel Inicial, propiamente, de aquel entonces; b) con el crecimiento natural, en el año 1992, se registra el acceso de los primeros alumnos al Bachillerato Humanístico unos, y otros al Bachillerato Técnico que en aquel entonces, contaba con las Especialidades de Confección Industrial y Electrotecnia, al año siguiente se crearon las Especialidades de Metal Mecánica y Contabilidad; c) el ingeniero Dieter Lowen, Director del Bachillerato Técnico, se traslada a Lima, Perú para ejercer el cargo de Director General del Colegio “Johannes Gutenberg” de aquel país. En su reemplazo se nombró al ingeniero Arthur Klassen. Posteriormente, el Profesor Santiago González asume como Director del Nivel Medio unificándose, de esa manera, el Bachillerato Humanístico y Técnico bajo una sola Dirección; d) desde el año 2009, el Magister Delbert Unruh es el Director General de la Institución contando con un personal directivo, docentes y funcionarios en general, altamente comprometidos con la visión y misión del Colegio.

El desafío continúa, muchas personas que iniciaron el ministerio del Colegio Gutenberg ya no están, pero Dios que es el mismo en su amor, fidelidad y misericordia ayer, hoy y por los siglos, nos sigue colocando de cara al futuro, un futuro, que sin dudas, es promisorio.